Los cuatro jinetes del Apocalipsis

LA PROFECÍA DE LOS CUATRO JINETES DEL APOCALIPSIS SE HA CUMPLIDO

Los cuatro jinetes apocalípticos son imágenes simbólicas de disímiles eventos que asumirán un lugar en el inicio del período de la tribulación que durará siete (7) años dividido en dos (2) tiempos de 3 años y medio cada uno. Estos cuatro jinetes aparecerán o se manifestarán en el primer tiempo de 3 años y medio.

https://i2.wp.com/www.editoriallapaz.org/apocalipsis_sello_3_clip_image004.jpg

El primer jinete –caballo blanco- es citado enel libro de Apocalipsis 6:2y dice: “Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.” Este jinete cabalga en un caballo de color blanco y se exhibe con una corona que señala potestad, y un arco sin flechas, que insinúa que conquistará al mundo a través de una oferta engañosa y diplomática de paz.

Es el anticristo que se alzará al comienzo del período de la tribulación que durará siete (7) años divididos en dos etapas de 3 años y medios (31/2).

Luego aparece un segundo jinete montado en un caballo de color bermejo en el libro de Apocalipsis (Ap.6:4) que dice: “Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.” Las promesas de paz ofrecidas por el primer jinete (anticristo) fracasarán. Este jinete traerá un conflicto bélico de gran escala para toda la humanidad y terminará con la paz.

El tercer jinete (caballo negro) apocalíptico representa la economía, el comercio mundial ya que este trae consigo una balanza en su mano y dice: “Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino”.

Esto significa que la economía mundial entrará en un colapso severo, implicando hambre, pobreza y miseria. Pero lo extraño de esto es que el vino y el aceite no serán dañados; según los eruditos señalan que el alimento escaseará, pero los lujos tales como el vino y el aceite aún estarán disponibles, reflejando esto un aumento de la injusticia del hombre con sus semejante.

https://www.radiosantiago.cl/wp-content/uploads/2020/02/jinetes.jpg

A lo largo de la historia de la civilización, el concepto del apocalipsis ha estado siempre presente, de una forma u otra. La revelación imaginada, el temido fin del mundo que anunciará una era de purificación a través de medios horribles y caóticos, ha sido parte de todas las principales religiones y creencias a lo largo de los siglos. Pero una de las profecías más interesantes se relaciona con los famosos Cuatro Jinetes del Apocalipsis, que se describen en el Libro de Apocalipsis de la Biblia.

“… y he aquí, un caballo negro …”

Hoy os traemos este concepto en detalle. Juntos imaginaremos este fin del mundo, este desmoronamiento de civilizaciones a manos de guerra, hambruna, pestilencia, enfermedad, y diseccionaremos esta profecía y sus diversas interpretaciones a lo largo de la historia.

¿Podría haber una mota de verdad en esta visión? ¿Los cuatro jinetes ya tronaban por los campos de la tierra? Vamos a averiguar.

¡Cuando suenen las siete trompetas! Los orígenes de los cuatro jinetes del apocalipsis

En el Nuevo Testamento, la segunda parte de la Biblia, y en su último libro, llamado Libro de Apocalipsis, escrito por Juan el Teólogo de Patmos, hay un capítulo que nos relata la historia de una revelación del fin del mundo, de Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis que descienden sobre la tierra para diezmar a la población.

https://www.ancient-origins.es/sites/default/files/field/image/apocalipsis-humano.jpg

La interpretación más directa y ampliamente aceptada de este capítulo es la descripción de un período en la historia en el que gran parte de la población de la Tierra perecería a través de una combinación de guerras, enfermedades y hambre. En la Biblia, estas dificultades se describen como jinetes, montando en sucesión a instancias de Jesús, en la forma del Cordero de Dios. Este título proviene de la Biblia, Juan 1:29, cuando Juan el Bautista exclama: “He aquí el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo”.

El capítulo comienza describiendo un pergamino divino, sostenido por Dios en su mano derecha, y sellado con siete sellos. Su apertura, y el apocalipsis posterior, marcarían el comienzo de la segunda venida de Jesús.

Cada uno de estos siete sellos representa un aspecto diferente del apocalipsis: los primeros cuatro se relacionan con los jinetes, el quinto libera los gritos de los mártires por la ira de Dios, el sexto anuncia una serie de desastres naturales cataclísmicos, mientras que el séptimo convoca a los siete trompetistas angelicales, que llevan siete frascos de plagas e ira divina, que derraman sobre los pecadores y los malvados. El Cordero de Dios, que es digno de abrir los primeros cuatro sellos, lo hace y convoca, uno tras otro, a los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, poniendo en marcha la feroz limpieza de la tierra.

Publicado por Margi

Savoir fet

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: